Tinder, apego y deseo en tiempos virtuales

La investigadora Karina Felitti viene estudiando las cambios en las relaciones sexo afectivas, en la convergencia del apogeo del desplazamiento feminista y la proliferacion sobre aplicaciones de citas, que Posibilitan interpretar una cosa sobre los modos en que se construye la subjetividad en las sociedades contemporaneas, tan centrada en la realizacion sexual.

Los trabajos sobre Karina Felitti sobre coaching sexual y consideraciones feministas en el amor se enmarcan en un esquema sobre investigacion en las representaciones asi­ como experiencias sobre la liberacion sexual de la mujer en la Argentina contemporanea. A partir de su educacion como historiadora asi­ como las trabajos previos acerca de la lapso sobre 1960, se duda por las caracteristicas de la “nueva” conmocion sexual. Si aquella de las sesenta se relacionaba, no falto tensiones, con propuestas contraculturales, anticapitalistas y con enfasis en la actividad colectiva, ?en que tradiciones politicas se inserta esta novedosa epoca? ?Cuales son sus componentes, legados asi­ como promesas? ?Quienes disputan sus sentidos? ?Como se construyen asi­ como circulan sus premisas, asi­ como sobre que formas son apropiadas asi­ como vividas? A partir sobre estas dudas han surgido colaboraciones con Mariana Palumbo, articulos, capitulos puedes probar estos y un libro que saldra por Prometeo en breve.

En el escenario sobre las investigaciones, Tinder aparece igual que la origen sobre diseccion, la ciencia que condensa significados asi­ como elementos de un contexto. “Me interesa sobre todo la participacion que dispone de esta tecnologia en las procesos de autonomizacion. A partir sobre la Marea Verde se produjeron diversos libros y podcast, se crearon cuentas en paginas sociales, se organizaron talleres, sobre el amor asi­ como la sexualidad, que analizan asi­ como en la mayoridad de los casos, proponen formas mas democraticas, mas placenteras, mas feministas, mas amables, sobre vivir las vinculos. Muchas son intervenciones que se posicionan desde los feminismos. Poseen en comun el invitar a la reflexion personal y colectiva, an una tarea sobre si que consiste en leer, informarse, conocerse. Hablar acerca de sexo, como bien senalo Foucault, asi­ como conocerse Con El Fin De alcanzar levantar el autorizacion, son clave en la mayoria sobre estos arti­culos, que se vinculan con la necesidad sobre reponer la voz “No nos callamos mas”.

?Cuales son las libros acerca de las que trabajaste?

–Uno sobre mis estudios recientes fue justamente en este corpus, lo escrito desde los feminismos asi­ como en dialogo con ellos, sobre el apego, el sexo y la sexualidad. Como podri­a ser, las libros sobre Luciana Peker, Tamara Tenenbaum, Alexandra Kohan, Senorita Bimbo, Tati Espanol, de el Mar Ramon, dentro de otros. Las discusiones acerca de la obligacion afectiva, las protocolos, el apego separado del dolor. Con distintas intensidades asi­ como apuestas, en general concluyen que no se puede demandar la jurisprudencia para que alguien te quiera, que Existen una otredad que no se controla. Entonces, que podri­amos realizar es la duda que atraviesa an algunos que compran aquellos libros, asisten a las charlas, a las talleres, como sucedio en el cursillo de el CCK. Me interesa preguntarme por las moralidades que se construyen en esos espacios, las implicancias sobre manifestar que el apego sera feminista o nunca sera, o que las mas grandes camas son las feministas.

?Estamos frente an una diferente conmocion sexual?

–Como historiadora me interesa visibilizar los procesos, no pensar en terminos de ruptura y si vamos an utilizar la palabra revolucion, muy en boga actualmente (revolucion feminista, sexual, de estas hijas, de estas viejas, de estas mujeres deseantes) caracterizarla porque en si la expresion conmocion nunca nos explica a que nos estamos refieriendo. Quienes han estudiado la leyenda sobre la revolucion sexual sobre las sesenta coinciden en pensarla como un procedimiento inacabado, atravesado Asimismo por cambios tecnologicos y por el sector, como sucede en la actualidad, si bien en otras escalas. Como podri­a ser, en los anos cincuenta la entrada del telefono fijo y del carro implico Ademas un velocidades en el organizacion sobre citas. El auto permitio que vos salieras con gente que nunca estuvieran en los aledanos, tambien habia un espacio intimo Con El Fin De la exploracion sexual. y el telefono posibilito la difusion privada, nunca exenta de mediaciones porque podia atender tu mama, una cosa diferente al celular que seri­a de utilizo personal, tan personal que se ha disenado como una prolongacion del cuerpo humano. Es decir, no es la primera ocasion que las relaciones sexo afectivas se ven atravesadas por lo tecnologico y que lo cual crea un panico moral. Las lecturas polarizadas, “Tinder seri­a el comercio sobre la carne” o “Tinder seri­a la democratizacion de el sexo”, no permite ver las matices y pretende cerrar la debate en posiciones antagonicas que no proporcionan cuenta de las experiencias, que son situadas asi­ como cambiantes.

?Como se relacionan asi­ como retroalimentan lo virtual y lo presencial?

–Waldo Mandiello posee intervenciones en algunos barrios de Buenos Aires, dibujos de sobres de carta, con frases, como “darnos las besos que nos mandamos”, “estar mas actual que en linea”, “menos tinder asi­ como mas cafeteria del barrio”. En esas frases se plantea un antagonismo y lo que destacan determinados trabajos, asi­ como seguramente modelos propias experiencias, seri­a la circularidad, un ida y reverso: los usuarios se conocen por Tinder, chatean, se encuentran asi­ como vuelven a chatear, se va intercalando lo presencial asi­ como lo virtual, como Ademas pasa con las amistades, la estirpe asi­ como Hoy inclusive el empleo. No obligatoriamente es un mundo asi­ como otro opuestos, sino que estan cualquier el tiempo relacionados. y aca tomo una cosa que tambien dice Maximiliano Marentes cuando nos ponemos un escaso puristas ?no estamos sacralizando las relaciones sexo afectivas cuando las deseamos pasar sobre los medios por las cuales armamos la vida cotidia Desde los feminismos las ponemos en conexion con el patriarcado, con las violencias, renegamos sobre las dogmas religiosos, No obstante quizas podri­amos trazar la recien estrenada sacralizacion, esta oportunidad laica.

Lo cotidiano esta atravesado tanto por la ciencia como por el comercio…

–Si, porque nos agenciamos ropa de la citacion, tanto chicas igual que varones, existe un mercado en torno al arreglo personal que cada oportunidad mas involucra a los varones, igual que muestra bastante bien el boom de estas barberias. La cena, el morapio, la birra, el cafe, las entrenos. Una diferente critica a Tinder, o las apps en general, es que son un “mercado sobre la carne” y este es un aspecto sobre conflicto en las libros feministas que analice. No Existen la sola valoracion.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *